Skip to Content

Juguetes didácticos infantiles

“La base del desarrollo de un niño o niña en la primera infancia son los vínculos”, plantea María Paz Badilla, Directora ejecutiva de Ideas para la Infancia, fundación cuya misión es contribuir al fortalecimiento de buenas prácticas en equipos profesionales que trabajan con niños, niñas, adolescentes y familias. Hace un tiempo que Casaideas e Ideas para la infancia se encuentran colaborando activamente en actividades e intervenciones a favor del desarrollo de niñas y niños.

Es en la primera infancia cuando se sientan las bases para el aprendizaje, la socialización y el desarrollo emocional y cognitivo. Por ende, la figura de apego, es decir, mamás, papá u otro cuidador o cuidadora cercana, tienen un rol protagónico durante esta etapa. 

“El juego es parte de esa relación vincular cotidiana: emerge como el lenguaje cotidiano de niños y niñas, y en este escenario los juguetes son oportunidad para facilitar o mediar estas experiencias lúdicas aportando color, sonido, texturas, posibilidades de imágenes y múltiples representaciones”, analiza la especialista.

Durante la primera infancia el juguete es un estímulo y por tanto será la mente del niño o niña, su creatividad e imaginación lo que dará vida a ese objeto, “en el marco de su capacidad de explotación y curiosidad innata, así como dentro de una relación con otro ser humano, ya sea su familia, hermanos o sus pares”, comenta Badilla y enfatiza que “es a través del juego que el niño o niña se conoce a sí mismo y conoce el mundo en el que vive y sus posibilidades”.



“DENTRO DE UNA DINÁMICA DE JUEGO, NIÑAS Y NIÑOS IRÁN INVESTIGANDO Y APRENDIENDO EN EL MARCO DE UN LABORATORIO VIVO DE EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y EMOCIONES; QUE POR ENSAYO Y ERROR LE PERMITIRÁN IR CONSTRUYENDO Y ORGANIZANDO SU MENTE, AL MISMO TIEMPO QUE DESARROLLA SUS HABILIDADES COGNITIVAS"

¿CÓMO FUNCIONAN LOS JUGUETES DIDÁCTICOS?

Los juguetes didácticos se presentan como una herramienta que puede enriquecer y estimular el desarrollo en sus diferentes áreas. “Proponen una actividad que implica poner en práctica ciertas habilidades específicas”, ahonda Badilla y asimismo, cada juego, interacción y experiencia es una posibilidad de potenciar el aprendizaje y el desarrollo integral de niñas y niños.

“Todas estas actividades implican que el niño o niña deba hacer una compleja operación interna a nivel cognitivo para ir comprendiendo el uso de este material de juego y en este proceso necesitará activar su capacidad de atención, concentración, memoria pensamiento lógico que le ayudarán a sortear los desafíos que cada material propone y a comprender el mundo desde un lugar concreto, palpable y cercano”, explica.

El juguete es un recurso que invita a descubrir y para esto el niño o niña requiere de tiempo para explorarlo y analizar sus múltiples posibilidades. El equipo de diseño del área de Juguetería en Niñoideas creó una propuesta de juguetes didácticos que potencian diferentes áreas de desarrollo:

- Sensorial y motor
El objetivo de estos juguetes es que los infantes adquieran habilidades motoras, de motricidad fina y que consigan tener un mayor control de sus músculos, y por ende, mayor libertad en sus movimientos. 

- Cognitivo
El concepto simple: un café con leche con proporciones específicas: el expreso es 1/3 de la bebida y luego se completa con 2/3 de leche vaporizada. El resultado es un café más suave y de textura cremosa. Una experiencia sutil, ideal para quienes no son seguidores de lo intenso del café. Este es otro café en los que los baristas suelen lucirse con sus dibujos.

- Lenguaje
Los primeros 3 años de vida, cuando el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración, es el período más intenso en la adquisición de las habilidades del habla y el lenguaje. Los juguetes de esta área fomentan la comprensión del lenguaje y el desarrollo de la expresión.

 

CONSIDERACIONES SOBRE LOS JUEGOS DIDÁCTICOS Y TUTORES:

- Refuerzo positivo
Es clave por parte de los adultos. “Alentarlos cuando lo intentan, los niños tienen esa perseverancia a toda prueba, y aplaudirlos cuando lo logran reflejando positivamente las habilidades que han puesto en juego su capacidad de disfrutar de la adquisición de ese aprendizaje”, aconseja la especialista.

- Experiencia = aprendizaje 
Cuando un juego llega a su término, el proceso culmina con una sensación de emoción y satisfacción. “Esto se vuelve motivación para nuevos aprendizajes y logros”, dice Badilla.

- El juguete siempre según la edad sugerida
La elección del juguete debe ir según la etapa del desarrollo de cada niña o niño. “El desarrollo humano tiene sus tiempos y ritmos y es preciso que podamos resguardar esto y no tratar de apurar los ritmos del desarrollo”, dice la profesional; de lo contrario, si el juguete no es apto para su edad, en lugar de disfrutar se va a estresar, frustrar, algo que puede repercutir en su autoestima. 

- Infórmate antes de comprar 
Es importante que las familias estén al tanto de las funcionalidades de los juguetes con los que juegan sus pequeños. “Tiene que ser acorde a su edad, etapa de desarrollo y a sus capacidades e intereses para que realmente sea atractivo, contribuya y motive al aprendizaje”, dice Badilla.

#Datoideas

En los empaques de los juguetes didácticos Casaideas puedes informarte de las diferentes áreas de habilidades de desarrollo, como coordinación ojo mano, inteligencia espacial, motricidad fina, pensamiento matemático, pensamiento lógico o el entendimiento de causa y efecto.

 

- Todo a su tiempo
Como último punto, Badilla analiza que los adultos tenemos que bajar nuestras expectativas con el desarrollo de niñas y niños. “Estamos en tiempos muy exigentes, hay una idea de que niños y niñas deben regular sus emociones tempranamente, saber leer antes de entrar a primero básico, controlar esfínteres antes de ir al jardín infantil y el desarrollo no es el ritmo del mundo adulto… El desarrollo de un niño o niña es paulatino, progresivo y requiere de tiempo para ver finalmente a ese niño o niña florecer”, analiza la Directora ejecutiva de Ideas para la Infancia . 
 
“Es un tiempo que como adultos debemos cuidarlo … No nos apuremos, la infancia es una y en ella están los cimientos de nuestras vidas”, finaliza.
 
María Paz Badilla Budinich
Directora Ejecutiva Fundación Ideas para la Infancia. 
Psicóloga clínica de la Universidad Central, Diplomada en Parentalidad Positiva y en Psicología Jungiana, Terapeuta Familiar y de parejas de ICHTF.

 

Videos destacados:

 

Conócelos todos

Esté sitio ocupa cookies para optimizar y mejorar tu experiencia. Al continuar navegando, estarás aceptando nuestra política de privacidad